KEREN ANN

Esto de los maridajes de vinos con música va a resultar divertido. Si el vino sabe mejor con según qué tipo de comida ¿Por qué no va a saber mejor con según qué tipo de música? La experiencia positiva de consumir un vino está condicionada por muchas circunstancias. Es lógico que si escogemos un vino para pasarlo bien por qué no vamos a cuidar de otros factores como la música, el peinado, el color del pinta labios o la silla en la que nos sentamos. Todo aquello que pueda contribuir a mejorar ese momento, nos lo llevamos para el cuerpo y, como en Casa, nos gusta llevarnos cosas buenas para el cuerpo, a partir de hoy y, espero que durante mucho tiempo, haciendo click en música vas a encontrar posts donde hablamos de maridar vino y música, es decir, ¡de pasarlo bien!

keren ann

Keren Ann es una de esas artistas inspiradoras que nos encanta escuchar. Nos gusta que en sus letras hable de momentos donde aparece el vino como en All the beautiful girls y como sus letras describen los espacios y no se pierden ningún detalle del mood y de total picture de la canción.

En su último álbum, esta artista supercosmopolita (de descendencia israelí pero crecida en Holanda y afincada en Francia) ya tiene un aire mucho más maduro, no es la típica cantante folk estancada con su guitarra sino que todos sus discos no pierden frescura y sorprenden en su intento de acercarse a otros estilos.

El Syrah sería esa variedad que haría buen match con 101. Cuando envejecemos el Syrah adquiere una gran personalidad. El de Casa, conserva toda su elegancia pero sorprende por esos toques especiados y un final muy prolongado con recuerdos a aceituna negra que no deja que te descuides ni te pierdas un compás, cada nota es importante, cada detalle de la canción. Al final de escuchar el disco, la presencia tánica no hace que te olvides que te estás tomando ni que escuchas: Syrah y Keren

DIE ANTWOORD

Es raro que hable de una banda de rap sudafricana y de repente intente argumentar porque una garnacha negra joven es lo que aconsejaría. La sequedad que necesita el cultivo de la garnacha me recuerda mucho el sofocante estilo de esta banda tan enigmática. La garnacha de Casa es descaradamente joven, muy fresca, con ribetes azules, le falta un poco de cuerpo pero tiene maneras. Igual como la banda es poderosamente alcohólica, un vino calórico es lo que necesitas para seguir el rap y la falta de acidez del varietal te permite consumirla gratamente. Una garnacha de la Terra Alta tiene un punto muy exótico en muchos mercados, un variedad muy global que en la Terra Alta se le da un toque muy local y muchas oportunidades en mercados internacionales.

die antwoord

Die Antwoord + Garnacha Negra: suena a hit.

ANÍMIC

home_animic

¿Los vinos catalanes van con la música en catalán? Pues no tienen porque, pero si me atrevería a decir que el buen vino catalán hace un perfecto matrimonio con la buena música catalana. Últimamente en Casa escuchamos Animic un grupo catalán que acaban de sacar su tercer disco, apenas he escuchado los anteriores pero este último llamado Hannah me parece exquisito. De hecho, todo en esta banda me parece exquisito, sus anteriores portadas son preciosas y la del nuevo disco ya denota más complejidad, más seriedad y, como el disco, un aire más nocturno.

La calidad vocal del disco es tan sorprendente como el mimo por la música que intuyes que hay detrás de esta producción musical. La banda combina en su álbum los temas en catalán y en inglés. Los temas tienen un punto teatral importante que sobretodo me sorprende y me parece más curioso y nuevo cuando cantan en inglés.

animic

No me imagino ningún vino con esta banda, me parece tan mágico lo que hacen que poco a poco se me han despertado las ganas de descorchar una botella de cava. Alguno de burbuja fina con bastante reposo. Abro el Brut Nature de 48 mesos, sirvo dos copas y me sorprende la buena corona que persiste. Las cuerdas, siempre presentes en el disco, están en un momento álgido sin perder respeto por las voces. En boca, me parece el cava nuestro que mejor conserva la potencia del xarel·lo, la delicadeza del macabeo y la frescura de la parellada. Es muy armónico. Para terminar, al final del disco, descubres una canción llamada Wine Drops (ajah?!), un tema a ritmo de vals que hace que las dos copas se junten, las dos coronas persisten, y suavemente pero marcando el paso, el disco se va terminando: Animic + Cava Brut Nature 48 mesos

BEACH HOUSE

Hoy he hecho el ejercicio al revés. He pensado que música me gustaría escuchar con un rosado en la mano y rápidamente he pensado en música Pop y el experimento no ha salido muy bien. Según que rosado en combinación con la música demasiado melódica puede acabar siendo un poco-demasiado cheesy. He hecho un repaso por la discoteca y he desenfundado bastantes discos, dado el play y respirado el Cupatge Dinamic Rosado elaborado con Merlot y Syrah y la combinación no funcionaba. Eso es lo que los sommeliers llaman maridajes de contraste, sirven para demostrar la importancia de los maridajes. El pop y nuestro rosado de merlot y syrah, los tonos florales y la fruta en boca te dan una energía y un impacto que la música pop no necesita. No descarto que un rosado funcione con música pop. Tanto la música pop como los vinos rosados han sido poco respetados en cada una de sus disciplinas y, en cambio, los dos gozan de muchos seguidores, ambos son productos golosos de fácil consumo.

beach house

De todo el pop que escuchado, equivocación en mano y boca, Beach House ha sido quizá la banda con la que menos apetecía el rosado. Creo que al pensar en rosado, he pensado en sexy y esta banda no necesita más sexualidad. La denominada banda de “pop dream” hacen un viaje a la psicodelia a través de órganos, teclados y pianos, unos sonidos demasiado intensos y demasiado evocadores para acompañarlo con nuestro rosado.

Sigo con Beach House, este rosado no sé con qué me apetece escucharlo.